Circo

Circo

Te colaste por el paladar, te colgaste en mi campanilla con tus diminutos brazos y de allí, metiste un salto en mi estómago que te dio méritos para una medalla olímpica, pero no eres más que una acróbata haciendo de mi pecho tu circo.

Mauricio Leandro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s