Anarquismo y anarquistas

Imagen

La humanidad libre donde la vida sea un oasis de poesía, de amor, de justicia, de arte, iluminada por una dicha perenne; donde la cultura y el buen gusto a lo delicado y bello sea un culto generoso donde todo esto se practique en una época, sin oprimidos ni opresores, sin señores ni vasallos, sin satisfechos ni necesitados; en fin en donde todos “vivan la vida”, es por cierto el más hermoso y realizable de los ideales que son el símbolo de agitación, principio y fin del anhelo de los ácratas.

Más, en verdad y en justicia, esas sublimes aspiraciones de ver a la humanidad gozar de la vida libre presidida por el amor y la justicia, es un anhelo común, norte, meta y fin de todos los proletarios que batallan llámense: anarquistas, socialistas o demócratas!

Todos señalamos como meta de nuestras aspiraciones esa vida ideal con que soñamos, rodeada de una dicha completa.

Sí, ése “es el fin” de todos los proletarios que en el mundo luchan, se agitan y sacrifican por abrir el camino por donde han de pasar las huestes de los desherados.

Y sí, en verdad, ésa es la meta de anarquistas, socialistas y demócratas sinceros, no veo los motivos por qué se destrocen y se insulten, mutuamente al escoger los medios de llegar a ella.

Marche cada cual por el camino que, a su sano juicio, le parece más corto, sin ofender al hermano que ha escogido otro camino.

Desgraciadamente en Chile, han dado en llamarse apóstoles de las ideas libertarias, que son la esencia de la poesía, de la ternura y de la libertad, personas, que creyendo comprenderlas bien, pretenden “obligar” a aceptar ideas libertarias por “medio” de la tiranía de una crítica grosera y pesada, acompañada de calumnias y de insultos para los que no acepten “ipso facto” dichas ideas.

Así se desprestigia la bondad de un ideal junto con la persona que en esa forma lo propaga.

Las ideas buenas y sanas al explicarse con claridad, encuentran muchos admirados y propagandistas, en último caso se les respeta.

Los anarquistas de Chile, alaban el ideal como el más perfecto, lo adornan de poesía, de cultura y justicia; pero lo propagan haciendo una crítica grosera de los demás y empleando la tiranía y la violencia, el insulto y la calumnia y desprestigiando a quienes aún no se pueden convencer por falta de claridad y razonamiento lógico.

Hago excepción de los buenos ácratas como Rodríguez, Boza, Cangas, Solís y otros, pero son muy pocos los que saben propagar el ideal.

Un dato curioso: ¿Por qué las autoridades no persiguen a los anarquistas?… ¡Ah! bien saben ellas que son inofensivos y temen mucho más a los demócratas y comunistas porque ven en estos hombres que hablan poco y “hacen más”, en materia de organización y “medios” conducentes a la felicidad proletaria.

Los anarquistas extranjeros no proceden con la grosería que lo hacen en Chile. Espero una saludable reacción de esos compañeros que van al abismo con un ideal que es bueno.

Luis E. Recabarren S.

Cárcel-Tocopilla

10 de septiembre del 1904

(Hace casi exactamente 108 años atrás)

Anuncios

2 comentarios en “Anarquismo y anarquistas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s