Falleció mi abuelo, el que combatió con el Che

Abuelo Esnel

Falleció mi abuelo Esnel, el que luchó con el Che. No lo conocí mucho, él era un guajiro adentrado en la manigua. Tal vez sí, tal vez fue un poco como me lo pintó mi mamá, pero seguro estoy que Bayamito, como le decían, aportó como combatiente en la lucha por la Revolución cubana y en la luchas internacionalistas de Angola y Etiopía.

Esnel Rodríguez, fue su nombre, pero del himno nacional, de Bayamo, de su Bayamesa, de su ciudad fue lo que motivó a sus compañeros de lucha a bautizarlo Bayamito.

Según cuenta mi madre, ingresó a la guerrilla del comandante Ernesto Che Guevara, como a los 17 años. Fue rechazado varias veces por el argentino, pero la insistencia de él, convenció al Che, quien le dio la tarea de llevar su mula. Mi abuelo arrió esa mula hasta que se cansó. Fue al pueblo y de una forma que no describiré, le arrebató la pistola a “un casquito” (la policía rural de la dictadura de Batista). Luego de conseguir su arma, le dijo al mismísimo Che que él se la había conseguido por sus medios y que no se la podían quitar.

Peleó como bravo combatiente en la Sierra Maestra, en la columna del Che, en Angola, en Etiopía y fue en África, luchando contra la UNITA cuando más gravemente lo hirieron.

Le hicieron una emboscada mientras pasaba en caravana junto a sus compañeros de una unidad de cuatro bocas. Estuvo varios días inconsciente y hasta lo echaron junto a todos los muertos. Un día, de forma improvista alguien se dio cuenta de que estaba consciente. Volvió a Cuba donde lo mejoraron, pero al momento quiso regresar a la lucha junto a sus compañeros que quedaron combatiendo en Angola.

Las pocas veces que lo vi, mis ojos se maravillaban y yo curioso lo bombardeaba de preguntas dispuesto a escuchar sus anécdotas, sus batallas. Recuerdo que tenía una puntería impecable y siempre mostraba orgulloso la pistola Sti alemana que le había regalado el general Raúl.

A veces iba al campo a visitarlo y me volvía loco jugando con los animales, robando guayabas y mangos, lo dejaba sólo, pero a la vez, tenía asumida una admiración tremenda por mi abuelo, aquel que me hacía orgulloso de cargar el apellido Rodríguez, aunque fuera el más común en Cuba.

Extrañaré mucho a mi abuelo y a las anécdotas que se llevo y no me contó, pero soy feliz de que a pesar de su ida, me haya dejado un regalo tan enorme como es la Revolución que le da un tilín de libertad, dignidad y esperanza al mundo entero.

Mauricio Leandro

PD: Ahora que él ya no está, lo pueden saber. Mi abuelo Esnel fue de los pocos cubanos que cumplió lo llamado “Las cinco misiones”, luchó por la Revolución, en Playa Girón, contra las guerrillas gusanas del Escambray, se infiltró en Estados Unidos y fue internacionalista en Angola y Etiopía.

Anuncios

4 pensamientos en “Falleció mi abuelo, el que combatió con el Che”

  1. Oh! Esnel. Después de leer tu post, espontáneamente me vinieron a la mente imágenes de muchos pasajes con Esnel. Como dices, rodó el mundo en una bola de nieve indeseada, que la historia lo empujo dentro.
    Esnel me prestaba su escopeta 16 de dos cañones horizontales, su rifle 22 y su pistola de 20 tiros que yo cuidaba como reliquia y limpiaba con absurda frecuencia :-). Mi primer cacería, quizás alrededor de mis diez, fue con su escopeta 16, le acerté a una torcaza; pero claro caí hacia atrás con escopeta y todo y casi arrastro también a mi tío Luis. Eso fue en plena Sierra Maestra, donde en aquellos tiempos aún había torcazas y peces en los arroyos, hasta que llegó el café y Flora y Fauna con García Frías, y allí no quedó pájaro con pluma ni especie en vías de extinción que García Frías no hiciera realidad.
    A Esnel le gustaba mucho un pequeño pueblo llamado Victorino, donde se asentó por mucho tiempo;, aislado desandando la Sierra y disfrutando la aventura en el monte, su pasión.
    Si mal no recuerdo, en Victorino él ayudó a construir una mini hidroeléctrica (verificaré mi versión 🙂 ), que después su equipo de trabajo de Flora y Fauna daban mantenimiento. Esta mini hidroeléctrica estaba en camino hacia los Tres Términos y el Gigante.
    Todavía me pregunto, por qué a mi me confiaba sus armas,. En fin, Esnel esta lleno de historia y la mayoría de ellas están por contar; pero algunas te las puedo contar y te sorprenderás que Houdini no era mago 🙂

  2. Que grande el camarada Esnel, mi abrazo solidario a Mercedes, a tú abuela, para tí mis felicitaciones por tú gran Homenaje a este combatiente Internacional hermosas palabras, ahora, debes investigar mucho más acerca de Esnel.
    Frente a esta fría pantalla del Computador…vaya un caluroso saludo a los amigos y camaradas.
    Un abrazo
    Mario Urzúa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s