Autobiografía penal

Primero estuve en prisión durante 6 años junto a mis padres.

Luego me llevaron a un nuevo recinto penitenciario en el que estuve 6 años más encerrado con menores de edad, en un lugar donde los niños más grandes tenían entre 13 y 12 años.

En mi adolescencia volví a estar recluido por 6 años, en una institución estatal hasta que cumplí la mayoría de edad. Fueron años difíciles.

A los 18 fui trasladado a otro establecimiento penal donde se me condenó a 5 años de encierro. La sentencia fue revocada y por no haber cumplido bien el tercer año, se me extendió la pena 1 año más.

Libre de cargos y condenas, por fin pude salir y gozar de mi libertad a los 24 años. A esa edad disfruté por primera vez la sensación de no ser ya prisionero de la casa de mis padres, ni de la escuela, ni del instituto, ni de la universidad.

Lamentablemente aún no me he salvado del todo. Mañana tengo una entrevista con un fiscal. Si le parece que mi acumulación de antecedentes es suficiente para acusarme por peligrosidad, aguardaré otro largo tiempo en prisión, esta vez con un incremento considerable en la pena, además de un castigo que incluiría trabajo forzado.

Mauricio Leandro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s