Para el debate (alcoholismo y enajenación)

Estimados amigos:

Como prometí por redes sociales transcribiré algunos artículos y notas de Luis Emilio Recabarren, padre del movimiento obrero chileno. El motivo para transcribir estas notas lo realizo porque al leer a Recabarren encontré a uno de los más grandes luchadores latinoamericanos.

Sé que muchos conocemos a Recabarren, incluso varios nos sentimos vástagos de él y con orgullo lo vociferamos por las calles del país, pero creo que lo más importante no es pegar su foto en las redes sociales, sino conocer sus luchas e ideas. Para algunos esto parecerá un ejercicio trivial, pero insisto que es fundamental leer su obra, ya que muchos textos parecen análisis de la coyuntura actual.

Hace una semana publiqué de él “Anarquismo y anarquistas”, donde don Luis, como dicen en Chile, halaga a los ácratas por sus luchas y halaba su ideal de gran manera, pero al mismo tiempo critica la forma agresiva de cómo los anarquistas de esa época (1904), lo llevaban a la práctica por medio de “la crítica grosera y la tiranía”.

Otro empuje que me lleva a transcribir a Recabarren, es que a mi parecer, algunos revolucionarios chilenos lo han echado de lado. Para que comprueben que la frase anterior es cierta, les comento que los cuatro tomos de “Recabarren, Escritos de prensa” que leí, los encontré en un basurero de un lugar que por respeto no nombraré. ¡Qué barbaridad! ¿No? Bueno, pero la cosa es que algunos textos de Luis Emilio que hallé muy interesantes, no aparecían en Internet.

Posiblemente lo que esté haciendo, aunque con buenas intenciones, pueda violar derechos de autor o propiedad intelectual (no me manejo en ese tema), pero encuentro que difundir los textos de Recabarren, es seguir su ejemplo, como él lo hizo en Tocopilla, en Copiapó, Antofagasta y por casi todo Chile y Argentina, difundiendo un mensaje de organización y sobre todo de respeto al trabajador.

Alcoholismo y enajenación

Me habían hablado una vez de que Recabarren había escrito sobre el alcoholismo, criticando éste como una herramienta de sometimiento y enajenación a los obreros. Luego de una exhaustiva búsqueda los hallé. Me parece interesante no sólo leer este texto como algo para la cultura en general, sino llevarlo a nuestro contexto. En Chile pasa algo especial con el problema de la enajenación y es que para los movimientos sociales y revolucionarios no es tema.

Recuerdo que cuando llegué de mi natal Cuba a Chile, me sorprendía cada viernes al ver el tropel de jóvenes alcoholizados en la universidad. No es que sea un purista, ni mucho menos, también me gusta un buen trago de ron, pero el debate que debería existir acá es la falta de autocuidado y la enajenación.

Además, son varios los jóvenes que hoy realizan apología al consumo de estupefacientes. La hoja de la marihuana es símbolo de lucha para muchos. Yo asumo la lucha a favor del autocultivo y contra la penalización de su consumo personal.

Aunque no he consumido marihuana, doy fe de que no es una droga dura, incluso, por estudios sé que a veces es menos dañina que el tabaco, eso está claro. Ahora, no podemos decir que la marihuana es buena. Podemos advertir que es menos dañina, que sirve para algunas personas que padecen enfermedades como el cáncer u otras, pero no es buena de por sí, como lo es la vitamina C o las proteínas. Está claro que podemos vivir sin ella. Tampoco nadie puede negar los casos clínicos que existen de personas que han llegado a la esquizofrenia, dado el consumo exagerado de esta droga.

Insisto, no critico el consumo personal de marihuana, todo lo contrario, estoy contra la criminalización que el Estado ejerce sobre quienes consumen, pero a la vez también estoy contra de que se apologice alguna droga como si fuera algo bueno. Lamentable es el caso de las organizaciones revolucionarias que caen en el juego de promover el consumo de la marihuana.

Bueno, dejo este texto aquí para el debate y adjunto dos breves párrafos de Luis Emilio Recabarren sobre el consumo de alcohol.

Mauricio Leandro

“Oye obrero…”

Antes de comprarle al rico una copa de licor falsificado, que destruye tu cuerpo y tu salud, compra periódicos y folletos de ideas proletarias que ilustren tu alma y purifiquen con un baño de verdad y amor humano.

Luis E. Recabarren S.

26 de noviembre del 1904

“Escúchame, hermano…”

No vayáis a la taberna a dejar tus pocos centavos que el burgués os da en cambio de tu trabajo, porque harán falta a tu muy pobre choza. Come con tu familia, vístete con decencia, que se vista tu compañera y que tus hijos no anden desnudos. Por eso no vayáis a la taberna a dejar tus pocos centavos.

Luis E. Recabarren S.

12 de noviembre del 1904

Anuncios

6 pensamientos en “Para el debate (alcoholismo y enajenación)”

  1. El estilo preciso y entretenido de responder a las inquietudes de sus seguidores en twitter, Mauricio Alejandro, periodista y escritor, muestra sus virtudes y generosidad que ejercita con el lápiz y el papel, no dejan lugar a duda, la vigencia de las enseñanzas del padre del proletariado, fundador de la Central Única de Trabajadores (CUT) y de la prensa obrera de Chile, tienen plena vigencia su vida revolucionaria y en este caso, con sus dichos y frases notables de los años 1900, nos ayuda a entender el daño en el abuso del consumo de drogas, entre otras, el alcohol, mostrando el daño que produce al aislarse del mundo que los rodea, señalando con precisión, el camino de responsabilidad social y política que nos corresponde en nuestros tiempos en la lucha por las conquistas mas preciadas, la libertad, la democracia plena en una sociedad que tome y vele por las aspiraciones e intereses de la juventud y de todos los chilenos. Recordemos una frase de José Martí, 1853-1895. Brillante Político y Escritor cubano. “Los hombres son como los astros, que unos dan luz de sí y otros brillan con la que reciben.”

  2. Luis Emilio Recabarren es un héroe nacional, pero su ejemplo va mas allá de nuestras fronteras, que algún día, claro esta, deberán desaparecer, no así su legado, su ejemplo de consecuencia, valentía, internacionalismo verdadero, que es propia y digna de la condición de héroe de nuestra morena América Latina.

    La relación que hace el articulista, de las enseñanzas de Luis Emilio Recabarren con la enajenación, desarrollada a extremos intencionadamente por el sistema actual, permite señalar, sin equivocarnos, que el debate planteado tiene plena vigencia, partiendo de los verdaderos responsables de ella, el sistema capitalista extremo, es así como, la juventud y también muchos de nuestros obreros, caen ante el exceso, no solo perjudicando sus vidas y de la gente que los rodea, sino atenta contra el fulgor de la lucha por desarrollar cambios profundos y democracia participativa real, ese es el camino esencial para terminar con la enajenación y sus resultados malignos.

    Aporto al llamado de este articulo, desarrollado por un virtuoso joven periodista y escritor, Mauricio Leandro, con una de las tantas frases celebre de Luis Emilio Recabarren, que tiene plena vigencia con respecto al llamado a debatir el tema, no solo de una de las tantas drogas sino, muchas que el sistema nos recuerda a diario, así es como el principal canal de Televisión Nacional de Chile (TVN), con nuestros propios recursos, pone su cuota peligrosa, desarrollando la enajenación y el conformismo, contribuyendo, con claro fracaso en sus intenciones, pretender atrasar los cambios que se vislumbran en el horizonte en el amanecer de Chile, recordamos lo que señalo Recabarren; “La riqueza de un pueblo no es la del suelo, sino la del cerebro.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s