Grecia se despedaza como archipiélago

Los gurús del capitalismo no saben qué hacer

Sin un dracma en el bolsillo, sustituidos ahora por el euro, que tampoco abunda, los griegos salen a las calles liderados por el perro Lukánikos, a pelear porque el gobierno no tape el hoyo de la crisis con la población helena. Aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) entre el 23 y 21%, también de impuestos especiales, despidos, cierre y privatización de organismos estatales, además del aumento a la edad de jubilación, es el panorama que enfrenta desde un perro, hasta los que acaban de nacer.

Por: Mauricio Leandro y Vicente Lastra

Hoy en plano internacional, nos encontramos frente a una grave situación de déficit fiscal que tiene sumida a Grecia en una crisis de proporciones mayores. Con una de deuda cercana al 120% y un déficit fiscal del 12.5%, el gobierno griego se encuentra ad portas de caer en una recesión gigantesca que a su vez amenaza el cumplimento de las metas fiscales y extiende la crisis de la deuda, lo que eventualmente podría llevar a la cesación del pago, así como ocurrió en Argentina el 2001 cuando ante la imposibilidad de pagar la deuda contraída por el gobierno, el FMI debió ir al  rescate de la banca argentina. Y es que a pesar de ser dos contextos diferentes, lo cierto es que hay puntos comunes que caracterizan estos dos hitos: la dependencia a capitales extranjeros, la abrumadora cifra de deuda y la incapacidad de devaluar la moneda para reactivar la economía y aumentar las exportaciones, que en el caso europeo, está dada por la entrada al euro el 2001.

Lo que ocurre, es que el pasado gobierno conservador contrajo un 95% de la deuda total para financiar los programas sociales, con la emisión de bonos a bancos europeos principalmente alemanes y franceses. Financiando así las importaciones la de la banca europea y no su propia política fiscal. Otro factor viene a ser la alta tasa de evasión de impuestos, a lo que se suma la situación de la iglesia, la cual no paga impuesto alguno siendo uno de los mayores propietarios de dicho país.

El 2 de Mayo, en un intento desesperado por salvar la economía griega, se aprobó un rescate de 30.000 millones de euros, otorgados por el FMI bajo la exigencia al gobierno helénico para la implementación de un plan de austeridad. Este plan contempla recortes salariales, aumento del IVA y de impuestos especiales, mayor flexibilidad laboral, cierre o privatización de organismos estatales y aumento de la edad de jubilación. Aquí hallamos una contradicción, el pago final de los “beneficios sociales” otorgados por el gobierno, terminó recayendo en los hombros de la clase trabajadora y desposeída, destinataria principal de “las ayudas gubernamentales”, y no mayores impuestos a quienes ostentan mayores riquezas.

Frente a estas medidas, se han levantado diversas manifestaciones de rechazo. En el tercer paro nacional del año, dado este mes, se dio la triste cifra de tres personas fallecidas bajo un fuego provocado por los mismos manifestantes.

Los problemas de las crisis financieras, como vimos con la crisis subprime, es que son de fácil contagio dado la alta interacción que hay entre las economías nacionales y los sistemas bancarios de éstas. Al comienzo, los sucesos estarían afectando a las economías más débiles como España, Portugal e Italia, lo cual a su vez genera rumores y especulaciones dejando una peligrosa huella en la Wall Street.

Gritos de la AcrópolisLa emblemática Acrópolis de Atenas, no ha estado ausente a la crisis. Ajena a ser sólo un lugar de culto y turismo, se vistió como en las Guerras del Peloponeso, en un fuerte de defensa griego. Fue así, que el pueblo heleno se tomó la ciudad alta, para desde su cumbre lanzar el mensaje: “Pueblos de Europa, levántense”. Esta iniciativa, liderada por el Partido Comunista de Grecia (KKE), fue realizada también, para hacer un llamado a los trabajadores de todo el país “contra las medidas antipopulares y antiobreras promovidas por el gobierno social demócrata”.

Aún no se sabe a ciencia cierta, si Cécrope, hombre-serpiente y primer rey ateniense, se ha pronunciado sobre los sucesos ocurridos en la Acrópolis, lo que si es claro, es que no sólo los ciudadanos griegos han manifestado su descontento. A la cabeza las manifestaciones griegas, ha estado Lúkanikos, un perro callejero que se ha robado las cámaras de la prensa internacional.

Según una fuente que no podemos revelar, Lúkanikos vendrá pronto por nuestro país para impartir una cátedra de conducta a los perros de la Escuela de Adiestramiento Canino de Carabineros, donde entre otras cosas, les demostrará a los pastores alemanes, que el perro es el mejor amigo del manifestante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s