Huracán mediático en el Caribe

Pocas afirmaciones se pueden hacer sobre Cuba. Además de que es la mayor isla de las Antillas, que posee un pueblo culto y gozador, que toman ron sin cola y tienen un sistema educativo y de salud envidiable, existe poca información respecto a su sistema social y político. Como consecuencia de ello abundan las interpretaciones que se asumen como verdades absolutas e incorregibles.

Por Mauricio Leandro y Rocío Pérez

Desde 1959, año del triunfo de la Revolución cubana, Estados Unidos se ha esforzado en derrocar su sistema. Prueba de ello es el documento estadounidense llamado Programa de Acción Encubierta contra el Régimen de Castro. Dicho documento, creado el 17 de marzo de 1960 durante el gobierno de Ike Eisenhower,  establece cuatro ejes de acción para terminar con el gobierno de Cuba: Crear una organización cubana en el exilio para proporcionar información a la Agencia Central de Inteligencia (CIA); iniciar una ofensiva propagandística a nombre de la oposición; fundar un aparato clandestino de inteligencia dentro de Cuba; y crear un grupo paramilitar que ingrese a Cuba a entrenar y dirigir a quienes rechacen el régimen.

Este plan se ha llevado a cabo con la imposición del bloqueo económico, que afecta al país caribeño hace más de 50 años, además de leyes como la Helms Burton y Torricelli, que intervienen en las relaciones económicas que Cuba pueda llevar a cabo con empresas de países terceros. Dicho bloqueo ha sido rechazado dieciocho años consecutivos por la Organización de Naciones Unidas y ha significado pérdidas económicas estimadas en 236 mil millones de dólares.

 

La Guerra Fría aún no Termina

Una de las razones del ataque mediático al gobierno de Cuba, según las fuentes que lo hacen, es la supuesta existencia de presos políticos en la isla. Sin embargo no existe una lista oficial, quienes la publican son organizaciones de oposición. Según el Directorio Democrático Cubano, organización de oposición radicada en Miami, los 75 presos cubanos estarían en cárcel por motivos políticos. Algunos de los cargos que más se repiten en la lista son: traición a la patria, insubordinación, sabotaje, salida ilegal del país, atentados contra autoridad, daños a la propiedad y evasión.

El gobierno cubano niega la existencia de presos políticos y a su vez hace énfasis en que los presos a los que refieren los medios de Miami, tienen cargos delictuales. Ejemplo de ello sería Orlando Zapata, quien sostuvo una huelga de hambre exigiendo televisión, cocina y teléfono propio y que cumplía una sentencia desde 1993 por violación en domicilio, lesiones menos graves, estafa, tenencia de arma blanca, alteración y desorden público. Sin embargo esta información ha sido omitida en varios medios de comunicación.

La parcialidad de los medios que acusan a Cuba ha sido un tema muy controvertido. Ello se demuestra en la relevancia mediática que se le ha dado al documento “Yo Acuso al Gobierno de Cuba”, firmado por artistas como Ana Belén y Víctor Manuel. Al mismo tiempo no ha sido siquiera mencionada la carta “En Defensa de Cuba” firmada por destacados intelectuales, políticos y artistas como Noam Chomsky, Belén Gopegui, Frei Betto, Evo Morales, Danny Glover e Ignacio Ramonet, donde se afirma que: “el acoso económico y mediático a que está siendo sometida Cuba constituye un atentado contra los derechos humanos y políticos de un pueblo que decidió hacer un camino diferente”.

Es aún más paradójico que quienes denuncian a Cuba traten de ubicar a artistas cubanos seguidores de la Revolución como Pablo Milanés y Silvio Rodríguez, en las filas de la llamada “disidencia”. Ellos siempre han manifestado con naturalidad sus críticas a ciertos aspectos del sistema cubano, pero a la vez lo han apoyado incondicionalmente.

La exaltación mediática a la frase de Silvio donde se refirió que “El país está pidiendo a gritos la revisión de montones de cosas” ocultó su idea de “sigo teniendo muchas más razones para creer en la Revolución que para creer en sus detractores”. Ya lo dijo Residente Calle 13 en su concierto por La Paz en la Habana: “El pueblo manda y el gobierno obedece. ¡Que viva Cuba!”.

Anuncios

Un comentario en “Huracán mediático en el Caribe”

  1. Realmente, al leer esto se me pone la piel de gallina.
    Me estremezco cada vez que leo las injusticias cometidas con el pueblo de Cuba, como dice ahí, por haber tomado un camino diferente. En todo caso, ningún bloqueo, ninguna ley puede acabar la alegría y vitalidad de sus ciudadanos…es eso lo que mas admiro, el ejemplo que nos han dado a todos los seres humanos del mundo…”el pueblo unido, jamás será vencido”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s