Ramiro García: “Para ser periodista hay que comer”

El periodista de La Cuarta, Ramiro García vistió las instalaciones del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI) de la Universidad de Chile, para participar en el Taller de Crónica y Entrevista de segundo año de periodismo. Allí el redactor del “diario popular” relató su visión acerca del gremio y llenó de elogios a la casa de estudios, lugar donde tuvo su formación profesional.

Por: Mauricio Leandro

Martes 13, ¿qué día no? Los estudiantes de segundo año de periodismo del ICEI leían la tarea encargada por la ayudante del Taller de Crónica y Entrevista, Paulina Roblero, cuando sin previo aviso se abre la puerta de la sala y está allí él, con un pañuelo palestino enredado en el cuello observando la clase, tratando de no interrumpir. Aunque hizo el esfuerzo no pudo, la lectura se paró y presentaron a Ramiro García, el esperado periodista de La Cuarta que visitaría el taller ese medio día.

Roblero, había encargado a los estudiantes leerse algunos artículos del invitado para afilar las preguntas y saber quién era, además de tener presente cómo y qué escribía. Los alumnos tímidos al principio, aguardaron la presentación de García y escucharon sus comentarios sobre el trabajo en La Cuarta y su visión respecto al gremio. De a poco se levantaron las manos que lo invadirían de preguntas.

A pesar de su disposición por responder frescamente las dudas de los pichones del periodismo, García fue afrentado más de una vez por los alumnos respecto al rol mediático del “diario popular”. El periodista de La Cuarta, aunque de forma muy serena fue enfático en decir que tanto el leguaje que se usa como el objetivo del diario, es amenizar un rato de lectura.

Su Paso por la Casa de Andrés Bello

El sagaz  periodista relató a los estudiantes algunas anécdotas de sus inicios y su periodo de aprendizaje tanto en la escuela de periodismo como en los medios de comunicación por donde ha pasado. Habló asimismo del trabajo en el área deportiva de El Mercurio y su cambio a La Cuarta donde, como confesó, prefirió haber empezado, pues de haber sido así hoy sería editor.

Ramiro García no estudió en el campus Juan Gómez Millas, ni tuvo un espacio verde donde pasar un momento lúdico posterior a alguna clase insondable. García asistió a la ex-escuela de periodismo de La Chile, ubicada por ese entonces en la calle Belgrano, hoy Periodista José Carrasco Tapia, un lugar que era asechado por malos recuerdos. Aquella sede de la escuela de periodismo y donde hoy se encuentra la FECH, fue en el tiempo de la dictadura un centro clandestino de torturas: el Cuartel Central Belgrano. Por ello Ramiro, al igual que sus compañeros, tuvieron que estudiar tratando de esquivar los fantasmas de la tortura y la muerte que habían quedado incrustados en las paredes.

García, señaló que ese tiempo fue de fuertes contradicciones ideológicas, con la que fuera su vecina facultad de economía, cuna del sistema económico neoliberal implantado en dictadura. Contó el periodista, que tuvieron que levantar una reja para evitar los altercados entre alumnos.

Hay que Comer

Luego de las historias épicas, a más de un alumno le vino la duda de por qué su final en un tan indolente medio como La Cuarta. A ello se agregaron las críticas respecto a la portada del 3 de marzo de dicho medio, donde aparecieron dos militares empujando con sus armas a civiles contra el suelo, parecido a las imágenes de la dictadura y donde se agrega el mensaje: “¡SE ACABÓ EL WEBEO, SIÑORES!”, parafraseando al difunto general Pinochet. García defendió todo el tiempo al “diario popular” y confesó no haber estado presente el día en que salió esa portada.

“Entre chiste y chiste, caricatura y caricatura, La Cuarta inyecta dosis de homofobia, racismo, clasismo y presenta una clara posición política”, comentaba un alumno de la clase. Ramiro dijo no estar en acuerdo con que La Cuarta era un diario con una posición política: “a mí nunca me han obligado a escribir a favor o en contra de nadie (…), pero tampoco la política es lo fundamental en La Cuarta”, dijo el periodista pop. “Es claro que Álvaro Saieh, poseedor de la mayor parte de las acciones de COPESA, no es de izquierda” afirmó otro estudiante, a lo que García reafirmó su negativa de recibir presiones por parte de algún comité editorial.

La pugna encendida en la sala de clases, por quienes injuriaban al periodista tuvo su fin con una triste respuesta y receta de que se podía hacer un blog, una cuenta de Twitter, crear un ciber espacio; dijo que allí es donde está la pelea ahora. Además agregó que el periodismo crítico que se cultiva en el ICEI está bien, pero para ser periodista hay que comer.

Anuncios

2 comentarios en “Ramiro García: “Para ser periodista hay que comer””

  1. Buen post.

    ¿No hubieron preguntas sobre que pensaba de la prensa alternativa que se da con “El Ciudadano” y “Diario Uno”?

    1. Si, se discutió al respecto, pero fue muy frio. El tema de García no era dar recetas, era mostrar cómo es ser periodista. Pero yo en lo personal lo encontré muy anecdótico y poco profundo, no sé, pero tampoco esperaba más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s