Pobladores generan estrategia cooperativista

Vecinos de campamento Huachipado se organizan junto a estudiantes

Hace 37 años que hablar o pensar sobre el cooperativismo en Chile, es algo que estaba ausente del debate. Las tomas de terrenos que tuvieron su auge en los 60 dieron impulso a este tipo de microeconomía, pero luego de varios años, con la entrada del neoliberalismo, estas iniciativas murieron casi por completo. Hoy, luego del terremoto que de 8.8 grados escala Richter que azotó al país, la idea del cooperativismo vuelve a ser replanteada por aquellos que además de perder la casa, perdieron su fuente laboral.

Por: Mauricio Leandro

Al aterrizar en el aeropuerto Carriel Sur de Concepción, principal de la región del Bio-Bio, no se nota el paso del terremoto. Camino al centro de la ciudad uno puede hallar algunos dinteles caídos y edificios malogrados como parte de la huella de ese 27 de febrero en que el epicentro del movimiento telúrico se ubicó frente a las localidades de Curanipe y Cobquecura, cerca de 150 kilómetros al noroeste de Concepción y a 63 kilómetros al suroeste de Cauquenes.

Luego de unas vueltas por la ciudad, el próximo destino es Talcahuano, donde la escena es cruda. Algunas imágenes de las calles céntricas se asemejan a los vestigios fantasmales que quedan luego del paso de un bombardeo aéreo. Asimismo, los militares reafirman esta representación. Después de recorrer ese paisaje terminal, llego a uno de los tantos campamentos que los vecinos de las poblaciones costeras tuvieron que improvisar luego del paso del tsunami que destrozó sus viviendas.

El campamento se ubica en una de las canchas del Club Deportivo Huachipato. Allí los vecinos de la población Santa Clara han permanecido desde el día del tsunami que destrozó por completo sus casas.

Los vecinos que ahora tienen como casa, carpas e improvisados techos de cartón, han sabido de la solidaridad de los jóvenes que han permanecido atentos en la ayuda. Entre ellos los estudiantes de la Universidad de Concepción que se han organizado por medio de la Federación de Estudiantes (FEC) están trabajando velozmente para contrarrestar los efectos del invierno y las lluvias.

Patricia Peña, una vecina de Santa Clara que perdió todo, cuenta que los pobladores se han organizado para recibir y distribuir la ayuda que ha llegado, pero advierte con preocupación que aún no se ha visto ningún auxilio por parte del gobierno: “Del gobierno no hemos visto nada”, dice al momento que valora la organización que los vecinos han demostrado durante estos días. Son los trabajadores de ferias libres, los estudiantes y la ciudadanía en general quienes desinteresadamente se han acercado a brindarles la ayuda que con tanta urgencia necesitan los pobladores.

Patricia cuenta que tampoco la municipalidad se ha hecho cargo de la ayuda y temen la llegada lluvias, ya que la cancha en la que se encuentra el campamento es un desnivel que, en medio del aguacero, se transforma en un enorme lago.

Despertar del cooperativismo

Por muchos años, varios vecinos de la población Higuera de Talcahuano, vivieron tranquilamente, pero tras el terremoto la escasez de agua altera las condiciones de vida. Además, algunos de los pobladores cuentan que fueron echados de sus centros laborales una vez que le aplicaron del Artículo 159 del Código del Trabajo que permite terminar contratos bajo el argumento de “caso fortuito o fuerza mayor”. A pesar de esto, los pobladores, organizados en juntas de vecinos no se quedaron de brazos cruzados y empiezan a tomar medidas.

En la reunión del comité de emergencia de la junta de vecinos de la Higuera, Sebastián Bobadilla, niño de 14 años levanta la mano y pide la palabra para proponer la idea de la creación de una panadería: “Muchos de los vecinos aquí presentes estamos contentos con la llegada del pan, eso es bueno. El tema es que unos días más, cuando los bolsillos de aquellos que fueron afectados con los despidos, esté vacío ¿qué haremos? Yo propongo que creemos una panadería. Nos ayudará a abastecernos de ese alimento y además será una fuente laboral”, dice con lucidez inesperada.

A la iniciativa de Sebastián se suman las de más y más vecinos que proponen hacer las reparaciones, crear un sistema de administración para distribuir el agua y la ayuda que va llegando. No quieren esperar o depender del asistencialismo y la propuesta es actuar. “Es deber nuestro levantar a la población. Aquí ya vimos que no llegó nadie a ayudarnos, así que si queremos que la cosa cambie, debemos generar nosotros mismos la pega y las herramientas necesarias para salir adelante. Paremos todas esas cosas que nos hagan no depender de afuera”, propuso uno de los vecinos presentes en la reunión.

Es así como en las reuniones del comité de emergencia se realizan de forma sistemática todos los jueves y a ella asisten los delegados escogidos por cada sector. Ese día los ciudadanos que se organizan suman cerca de 50 entre mujeres, hombres, ancianos, jóvenes y niños, como Sebastián y su madre que viven, luego de perder su casa, como allegados en una familiar.

Además de las iniciativas cooperativistas y la organización potente como han enfrentado la situación, nace la propuesta de asistir a los niños, quienes están afectados fuertemente por la catástrofe. Con juegos y asistencia de médicos, los voluntarios de la FEC se hacen partícipes de la reconstrucción social. Ellos plantean un voluntariado que llegue más allá del asistencialismo y asuma una responsabilidad social.

El compromiso universitario

Karol Cariola, presidenta de la FEC, cuenta que a pesar de que los días pasen, la ayuda no va decreciendo y en cambio aumenta. Cada vez son más los voluntarios que se presentan en a la Federación a prestar servicios, además de que no ha cesa la ayuda en los centros de acopio de la Universidad de Conce. “Hemos estado enviando operativos multidisciplinarlos a las distintas zonas afectadas, que al principio partían con un conjunto de 30 estudiantes y ahora son casi 70 por cada grupo de voluntarios”, aclaró la dirigenta.

Cariola dice que no es sólo la ayuda momentánea en la que están centrando sus esfuerzos, sino también en el largo plazo, en la reconstrucción total. Para ello la FEC ha divido su trabajo en tres etapas. La primera, donde la respuesta ha sido inmediata, es en la asistencia y ayuda a las zonas más afectadas; la segunda consta en el envío de operativos multidisciplinarios y la última, en la que ya están trabajando y que se trata de prestar ayuda jurídica a quienes perdieron sus departamentos por construcciones mal hechas. Se centrarán, además en “de dar la pelea por las viviendas definitivas. “El Centro de Alumnos de derecho, tiene conformado un grupo grande de estudiantes que van a hacer asesorías jurídicas en esta última etapa con el objetivo de lograr que las viviendas definitivas sean dignas”, enfatizó la cabecilla estudiantil.

Otro punto importante que destaca Cariola, es que los estudiantes han comprometido a la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) y a rectoría, en que es el mundo estudiantil quien debe ponerse al centro de la reconstrucción del país. Según dice, esto se llevará a cabo con los grupos multidisciplinarlos y las competencias técnicas de cada estudiante  que se irán adecuando a las mallas curriculares con la ayuda voluntaria y de reconstrucción.

Tanto los estudiantes como lo pobladores, se han puesto a la vanguardia de la reconstrucción en las zonas más afectadas por el desastroso movimiento telúrico del 27 de febrero. Ello se ve reflejado en la población La Higuera, como en el campamento donde hoy se encuentra los vecinos de la población Santa Clara, quienes no han esperado ayuda alguna para poner manos a la obra en la formación de redes sociales, sustentada por una organización de base enérgica.

Las calles de Concepción y Talcahuano ponen en evidencia el movimiento generado por quienes han asumido la responsabilidad social de reconstrucción. A donde quiera que uno vaya dentro de las zonas afectadas de la VIII región, se encontrará con los voluntarios de la FEC y, además de los estudiantes, los más afectados asumen la tarea echado ha andar el cooperativismo como herramienta de reconstrucción y autogestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s