Henry Reeve: Un nombre grabado en el internacionalismo

Por: Mauricio Leandro

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, se encuentra en Rancagua cumpliendo su novena misión. Y es que la brigada de médicos cubanos Henry Reeve, a menos de cinco años desde su creación, ya cuenta con una basta experiencia en situaciones como las del terremoto que afectó a Chile.

La Henry Reeve, como es conocida en Cuba, fue creada como parte de la ayuda humanitaria que los médicos y el pueblo cubano ofrecieron a los Estados Unidos, luego del paso del huracán Katrina por el sur de ese país, el 25 de agosto del 2005. En esa ocasión, la brigada no contó con la aprobación del gobierno estadounidense para realizar la tarea humanitaria y les fueron negadas las visas por la Oficina de Intereses estadounidenses en La Habana. A pesar de eso, la Henry Reeve continuó disponible para brindar apoyo humanitario e internacionalista en cualquier lugar del mundo que se encontrara en situaciones de desastres.

La brigada es integrada por miles de médicos cubanos especialistas en Medicina General Integral y entre ellos, varios pasan sus maestrías en Ciencias Médicas. Otros médicos que integran la Henry Reeve, son especialistas en epidemiología, gastroenterología, psiquiatría, cardiología, cirugía  y pediatría.

Médicos cubanos, por segunda vez en Chile

A pesar de que la brigada Henry Reeve fue creada en el 2005, la solidaridad y el internacionalismo en Cuba, cuentan con una larga experiencia de hazañas. El país caribeño ha enviado médicos en forma humanitaria desde triunfo de la Revolución y fue Chile el primer país en verse beneficiado con este tipo ayuda.

Luego del terremoto de Valdivia, ocurrido el 21 de mayo de 1960, que causó grandes daños y pérdidas, la ayuda del pueblo cubano no se hizo esperar. Una brigada médica cubana llegó a Chile, con 8 toneladas de materiales médicos, insumos, alimentos y ropas. Esta brigada fue acompañada por médico chileno Dr. Salvador Allende y por el entonces Presidente del Colegio Médico Dr. Oscar Fernández Mell.

Fue así que por más de 30 años, Cuba ha estado presente con 36 Brigadas Médicas Emergentes en 20 países que han sido afectados por terremotos, huracanes, inundaciones, epidemias y erupciones volcánicas. Chile, Perú, Nicaragua, Honduras, México, Armenia, Irán, Venezuela, El Salvador, Ecuador, Argelia, Sri-Lanka, Indonesia y Guyana son los países donde la ayuda médica cubana estuvo presente.

Luego de la creación de la Henry Reeve, se han cumplido misiones en 9 países, con la presencia (antes de lo ocurrido en Haití y Chile), de 4.156 colaboradores, de los cuales, 2.840 son médicos. Las misiones de la Henry Reeve, han estado presentes en: Guatemala, Pakistán, Bolivia, Indonesia, Perú, México, China y en este momento se encuentran presentes en Haití y Chile.

Antes del terremoto de Haití, los médicos de la Henry Reeve ya contaban con una cifra extraordinaria de ayuda humanitaria, pues fueron salvadas por ellos, las vidas de 4.619 personas; atendidos en consultas médicas 3.083.159 pacientes; intervenidos quirúrgicamente 18.898 pacientes; instalados un total de 36 hospitales de campaña completamente equipados, de los cuales fueron donados, 32 a Pakistán, 2 a Indonesia y 2 a Perú; además, se han beneficiado con prótesis de miembros en Cuba, pacientes afectados por el terremoto de Pakistán.

Henry Reeve, “El Inglesito”.

Henry Reeve fue un brigadier estadounidense nacido el 2 de abril de 1850, en Brooklyn Nueva York y que gravó su nombre en la historia de Cuba, peleando por la independencia contra los españoles.

Héroe de la Guerra de Secesión en Estados Unidos, se incorporó en las filas del norte anti-esclavista, contra los sureños, que eran partidarios de no abolir la esclavitud. Al estallar la primera guerra de independencia en Cuba, conocida como la Guerra de los Diez Años, Reeve viajó a la mayor de las antillas, para ponerse al servicio de la causa libertaria cubana.

Las historias del “Inglesito”, como era conocido en Cuba, parecen sacadas de un cuento de fantasía. De gran inteligencia, entereza y valentía, Henry vivió un sinfín de anécdotas particulares, como aquella en la que fue fusilado, pero sobrevivió oculto entre los cadáveres de los muertos y luego huyó hacia la manigua cubana a rastras.

Henry Reeve cayó en combate, a los 27 años de edad, el 4 de agosto de 1879 en Yaguaramas, hoy la provincia Matanzas de Cuba.

En el prólogo al primer libro sobre las memorias la misión médica cubana en Pakistán, del escritor, abogado y Gobernador de Estado de Anzoátegui, en Venezuela, Tarek William, el historiador de La Habana, Eusebio Leal, se refirió a Reeve como: “El Mambí estadounidense…, un joven que, por amor a la libertad y a la lucha épica del pueblo cubano, dejó su tierra natal y se inmoló en desigual combate.”1

1 Tarek William Saab: Los Niños del Infortunio “Memorias de la Misión Médica Cubana en Pakistán, Ediciones Plaza, 2006, Pág. 12

Anuncios

4 pensamientos en “Henry Reeve: Un nombre grabado en el internacionalismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s