Un Rey de La Habana Durmiendo en la Calle

Otra mirada de la inmigración

“Soñó con serpientes, como dice la canción, con serpientes de mar, que lo sedujeron hasta sus bocas y se lo tragaron también, como dice la canción. Llegó como el Rey de la Habana y terminó durmiendo en un parque cualquiera, un parque sin nombre de El Bosque”.

Camilo Nomar Giménez, es un cubano cualquiera, pero le pasó lo que no a  cualquier cubano le pasa. Él es el mulato típico, el de la foto, el que uno se imagina cuando imagina Cuba y el Caribe. También es alto y como todos allá, sabe “echar” los mejores pasillos de salsa. Desinhibido totalmente, no conoce la timidez. Un galán que sabe dónde está el punto exacto para que las “jevitas” (minitas) caigan derretidas ante el sabor que expulsa la “candela” de sus venas.

El muchacho, que ya está pegado a los treinta, a pesar de lo ya dicho, en Cuba era uno más, un mulato cualquiera que había dejado ingeniería en segundo año. El último tiempo que pasó en La Habana se había dedicado a dárselas de guía turístico, en un pack muy completo. Su principal “clientela” eran las turistas francesas y españolas a quienes les enseñaba mucho más que la geografía cubana. Sexo, tabaco, ron y vacilón, no eran el típico cliché para él, era la forma de subsistir en un país al cual él había marginado, creyéndose marginal.

Por esos días se convirtió en un Rey, tenía de todo. Los regalitos de las europeas eran las joyas que ostentaba de su pseudo-corona. El último “golpe” lo dio con una chilena, una morenita bien bonita, que se enamoró hasta el cuello de Camilo. El regalo que ella le hizo ese verano, fue el más grande que jamás le habían dado, le regaló un pasaje para que se fueran a vivir a Chile. Las riquezas del “Rey” ya no cabían en su pequeño cuarto de Centro Habana y soñaba ahora con una casa con piscina. En Chile, por lo que él sabía, había de todo: metro, casa con piscina y por su puesto, un desarrollo gigante.

Camilo no titubeó mucho, y a pesar de no estar enamorado de la chilena, pensó que en Chile tendría la oportunidad de buscarse a otra con más plata y más “buena”.

Así fue que partió hacia el sur. Se despidió de los suyos y llegó al lugar donde “todo lo hay”.

Al principio fue difícil adaptarse al frio, pero poco a poco lo logró. Luego de unos meses, en que le pudo sacar sumas abismales de dinero a la chilena, la botó y se alquiló un apartamento en el centro de Santiago.

El primer año en Chile fue como lo esperado, pero al siguiente se cayó el escenario y lo descubrió todo. Como no trabaja, porque no sabía, las cosas se empezaron a poner malas. Primero, no encontró pega y cómo ser un latin lover en un lugar donde no se maneja. El tiempo se empezó a nublar. La teta del socialismo no se hallaba por ninguna parte y a diferencia de Cuba, el capitalismo era: la plata primero.

Así fue que a Camilo lo echaron del alquiler. No tenía dinero para comida y empezó a buscar a la chilena que lo trajo, pero esa ya tenía a su “guatóncito” chileno que le acurrucaba el corazón, del mulato ella no quería saber nada. Unas noches se quedó a dormir en casa de una señora que se había encariñado con él, cuando recién llegó a Chile. La ancianita que lo conoció en una actividad cubana, lo tuvo unos días en su casa, pero como el mulato no trabajaba ni hacia nada de nada, la abuelita le dio un puntapié muy discreto.

Lo más duro fueron los primero días que me dormí en un parque de El Bosque, no conocía cómo era el habiente y si alguien me podía hacer algo”.

El cubanito sufrió el choque, el sistema que tantos colores tenía, pero en el que había que trabajar mucho, para ganar poco o ser de arriba, para trabajar poco y ganar mucho. Hoy tiene una noviecita en Rancagua que le da techo y comida a cambió de un “buen polvo”, pero dice que está reuniendo para retomar el trono que dejó tirando en La Habana.

MauricioLeandro

Anuncios

Un comentario en “Un Rey de La Habana Durmiendo en la Calle”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s