La Loce y la LGE

Venimos en Chile, desde hace mucho tiempo, soportando la actitud prepotente de  varios gobiernos de la Concertación, gobiernos que han amparado y protegido una ley que el viejito finado tiró antes de salir, como un veneno para infectar a todas las generaciones venideras, después de la educación sembrada en la dictadura.

El viejo `e mier…, además de una LOCE, tenía todo un sistema amarrado, gracias a la constitución de “Jaimito” Guzmán, cosa que haría más complicado aún, cambiar el panorama. Pero los secundarios no se cruzaron de brazos y le torcieron la mano al gobierno, con la llamada Revolución Pingüina, donde la Jota tuvo una activa participación, tanto en las bases como en la dirigencia. Todo el cuento parecía ir en camino a cambios, pero los gobernantes -no muy tontos-, les regalaron a los estudiantes de Chile una LGE. Ley que resumiendo, es una serpiente tanto como la LOCE, pero con colmillos más afilados y con un sonido de cascabel más melódico.

No creo que muchos se hayan tragado el cuento. Pero la cuestión es que este año, los estudiantes junto a los profes, han echado una maquina de movilizaciones anti-LGE, que

despertaron de las tumbas cavadas por el Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación, los gritos de una nueva Revolución Pinguina.

Las lesiones

Y lo que ya es historia, los pacos, comandados por los intendentes, han descargado toda su furia contra los cabros. Las lesiones, los golpes más asquerosos de parte de esos de verde, los han plantado en los jóvenes estudiantes y todos aquellos que han salido a defenderlos. Ante esta situación, la ira de muchos contra los de verde ha ido en crecimiento. Los de verde -escudos de la burguesía y el gobierno-, han tenido toda la venia de las autoridades para convertir en un divertido campo de combate, las calles de Santiago. “Encapuchados” (no se sabe quienes son ni de que lado están),  han sido de beneficio para que entre los estudiantes y las fuerzas especiales empiecen los corre corre y la golpiza a aquel que caiga en las garras de los verdosos, cosa que para los medios de comunicación les soluciona la portada de sus informativos, dejando de lado, lo principal, el por qué de la manifestación.

La ira, el odio y la impotencia de muchos se ha visto día a día en las calles. Recibiendo lumazos, gases tóxicos, el agua sucia del guanaco. Pero basto que María Música respondiera a la mala educación de la Ministra, lanzándole un poco de agua, para que fuera entonces la niña de catorce años, la provocadora del “grave incidente”. Música,  había sido golpeada por los carabineros. ¡Váyanse al demonio!. Ahora María Música es la autora de la violencia en los jóvenes que agreden a las autoridades. Ministra, por favor, entienda que todos los estudiantes chilenos somos victimas de una educación violenta, de un lucro que violenta, se lucra con nuestros “doce juegos” y cuando abrimos la boca para quejarnos ahí están ustedes para apretar el gatillo de la represión. Ministra, somos los pioneros, los estudiantes chilenos somos pioneros de la rabia y la impotencia. Y no nos culpen, es parte de la educación municipalizada que nos dan.

MauricioLeandro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s