El tiempo pasó volando esta mañana, único tiempo de libertad. El aire estaba tupido por la contaminación de la miles de almas malditas, del sistema perverso y capital del capital. Yo huía con alguien, era…, ya ni me acuerdo, se me atrofió el cerebro con todo lo de este día. Mi madre en la distancia vibraba en mi cuerpo. Pero este país…, eso es, no hay más problema que este país. La nación de todas las banderas ilustradas en la mugre de no recordar su historia, la memoria absoluta del olvido. Pedro, Juan, hasta yo que vengo de lejos, somos piezas del tablero moderno, de este país.

Imaginarme que ya se me acaba la reserva de inocencia que había traído de allá en mi caja de recuerdos. Todo pasa este día, lo que no sucedía, no sucedió.  El encuentro con cada uno de los personajes de la facultad, de la universidad, de todo este país. ¡Qué cagada!, gritaba uno que no sabía nada de la vida y si él lo dijo, imagínate lo que puede pensar uno cualquiera. No quiero olvidar más, quiero mantenerme así, todo me atropella.

Para de  andar mañana veloz.

MauricioLeandro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s